Prisas, doble fila… ¡a la entrada del cole!

Conducir correctamente, cruzar siempre por sitios seguros y señalizados, estacionar en los lugares indicados, respetar a los demás usuarios de la vía, compartir el espacio, ser responsable de nuestros actos… Los adultos, en general, y los padres/madres, en particular, muchas veces nos contradecimos.
Llega el momento de cambiar los hábitos estivales. La vuelta a la realidad es un hecho: prisa por llegar al trabajo o dejar a los niños en el colegio, acelerones y estrés se convierten en algo habitual.

CAMINOS_ESCOLARES

Los colegios se transforman en aglomeraciones de niños, padres, madres, adultos y, algo preocupante y que destapa esas contradicciones, coches en doble fila, mal estacionados, personas que cruzan indebidamente… incumpliendo la norma y contribuyendo a un riesgo vial importante.
El incremento de los atropellos que, año tras año, se produce por diversas causas debe hacer reflexionar ante nuestros comportamientos, muchas veces incorrectos.
También el caos en este entorno desincentiva el uso de la bici o de modos sostenibles de desplazamiento. La labor de la Administración y de sus profesionales es importante para observar esta realidad y comprometerse a crear entornos saludables, sostenibles y seguros.

[box type=”info” align=”” class=”” width=””style=”text-align: justify;”]Cambie de hábitos

• Salga 5 minutos antes, así no deberá aparcar en doble fila, por ejemplo, y el buen ejemplo tiene más eficacia que un buen discurso hacia los hijos. Discurso que puede que olviden ese día que va con prisa.

• Es bueno comenzar el curso con hábitos saludables, y caminar es uno de ellos.

• El desplazamiento activo favorece también la comunicación con los hijos, la participación en la comunidad y la reflexión sobre muchas cuestiones.

• Reflexione y pregúntese si en coche llegará antes o no a su destino y cómo será su estado de ánimo.

• Utilice estrategias que pueden ayudar a ello (acompañamiento puntual, pedibús, bicibús, acercamiento a un punto en coche y luego caminando…) a través de los agentes implicados y que generen en nosotros la tranquilidad y seguridad de que nuestro hijo llegará bien al centro educativo. [/box]

Joaquín Fuentes y Luisa González (autoescuela Triumph), pasión por la formación de calidad en la conducción

Autoescuela-Triumph-Villaviciosa-de-OdonEste matrimonio dirige desde hace cuatro años la autoescuela Triumph, una de las que cuenta con mayor solera en Villaviciosa de Odón y en la que fomentan el trato exquisito con los futuros conductores y la enseñanza de calidad.

Sienten pasión por la enseñanza, su vocación es el motor que mueve a Triumph, heredera de la mítica Senda y que nació hace cuatro años bajo el amparo de las autoescuelas López Rubio.

Luisa González, que se hizo profesora en 1996, inculcó a su marido su pasión por la enseñanza en la conducción de coches y ahora forman un tándem perfecto al que se han sumado más personas que componen el equipo de esta autoescuela, compuesto por cuatro galácticos.

Triumph, que es la única del municipio que puede examinar en Ávila, tiene una media de 90 por ciento de aprobados, pero para ellos lo esencial no es que sus alumnos obtengan el carné, sino que sepan circular correctamente porque, para Luisa y Joaquín, conducir no es un juego y las vidas de sus estudiantes están, nunca mejor dicho, en juego.

Pregunta: ¿Cómo surgió la idea dirigir Triumph?

Luisa: Porque yo he estado trabajando muchos años para López Rubio, unos nueve años. De hecho, yo di aquí las clases de moto. Surgió con mi jefe el que me hiciera cargo yo, y al final hicimos una sociedad.

P: ¿Siempre quisieron tener un negocio propio dentro del mundo de las autoescuelas?

L: Sí, sí. Mi idea era poner en marcha las cosas como yo creo que se deben de hacer y con lo que he aprendido durante 17 años, que no son pocos.

P: ¿Cómo se ven las cosas al ser uno quien gestiona la autoescuela?

L: Supone un reto. Si antes trabajaba desde las 8.00 hasta las 23.00 horas, ahora hasta esa hora y más, que me meto en la cama y sigo pensando en cómo gestionar mejor la empresa.

P: ¿Cómo se reparten el trabajo?

L: Él da las clases y yo llevo la autoescuela (risas). Esos roles se definieron desde el principio, aunque fui yo la que le metí en este mundo.

Lo triste es que a algunos alumnos no les importa la formación, sólo quieren el papel del carné

P: Luisa, ¿cómo empezó en este mundo de la enseñanza?

L: Empecé en la autoescuela donde me saqué el carné de conducir, en Madrid; con mi profesor, que era un excelente profesional con el que me animé. Antes me estuve preparando las oposiciones para bombero, pero me decanté por esto (risas)

Tengo todos los permisos y he sido profesora de coche y de moto en varias autoescuelas.

P: ¿Por qué se decantó por la autoescuela frente a las oposiciones de bombero?

L: Porque cuando me saqué el carné de conducir fue una experiencia muy grata; me gustaba lo que estaba aprendiendo, cómo me lo estaban enseñando y lo que me transmitieron en ese momento y creí que era algo que se me podía dar bastante bien.

Esperé los dos años para poder presentarme al examen de profesor y aquí estoy.

P: Ese examen, ¿es muy difícil?

L: Sí, porque tienes que estudiar bastante materia; son siete asignaturas, y no es fácil. Tienes que estudiar Psicología, Pedagogía, Primeros Auxilios, Seguridad Vial, Mecánica, etc.

Antes todo era más despacio; primero es una prueba de selección, luego las siete asignaturas, y luego ya como profesor, en la enseñanza en sí. Tres años no te los quitaba nadie, no lo regalan; si estamos aquí es porque estamos formados, no todo el que sabe conducir está preparado para enseñar a conducir, algo que mucha gente cree.

Alvaro Ramos.

Alvaro Ramos.

Álvaro Ramos, alumno UEM Grado de Odontología: Elegí Triumph porque me la recomendó un compañero de piso porque los profesores eran buenos ya había buen rollo con ellos. Me apunté con mi hermano.

De ellos valoro sobre todo el trato de los profesores a los alumnos; si hay algún problema siempre se puede contar con ellos y te van a apoyar.

P: ¿Cómo recuerda las primeras clases que impartió en 1996?

L: Genial, porque cuando algo te gusta se nota. Recuerdo que uno de los primeros alumnos que tuve fue el mago Jorge Blas (risas).

Sí, tuve nervios en esas primeras clases, porque cuando algo no lo has hecho nunca impone, y quieres hacerlo lo mejor posible, pero al principio das mucha información, les quieres contar todo. Poco a poco vas viendo cómo el alumno va progresando y tienes que ir dosificando.

Es una profesión que te tiene que gustar y que tienes que tener vocación, como la profesión de maestro, y creo que yo siempre la he tenido, me encanta mi profesión.

P: Es muy importante la psicología, ¿verdad?

L: Sí, y mucha pedagogía, porque no todo el mundo aprende igual ni les tienes que enseñar las cosas de la misma manera.

Debes tener psicología porque cada alumno tiene su personalidad y su forma de coger los conocimientos, y cada 45 minutos tienes uno diferente, con otras aptitudes y actitudes. Tienes que analizar cómo transmitir la información lo mejor posible para que le llegue y aproveche ese tiempo al máximo.

P: ¿Qué es lo más importante en su profesión?

L: La constancia, la dedicación, la pasión por el trabajo, que hace que no te acomodes. En Triumph tenemos muchísima pasión por nuestro trabajo, la tenemos como si fuera nuestro hijo; enseñamos como si fuera el primer día y eso se transmite a los alumnos y ellos lo agradecen, evidentemente.

P: ¿Lleva la cuenta de los alumnos que en estos 17 años se han sacado el carné con usted?

L: No (risas). Es que han sido muchísimos, porque en 17 años trabajando desde las 08.00 de la mañana hasta las 23.00 horas, comiendo un sándwich en el coche, vamos todo el día en el coche….

coche autoescuela triumphP: ¿Se llega a empatizar con los ellos hasta el punto de que cuando se examinan, lo hacen ustedes con ellos?

L: Claro que nos examinamos con ellos; tanto si has empatizado mucho o poco. Cada alumno lo vivimos en primera persona. Yo transmito muchísima tranquilidad, pero pongo mucho empeño en lo que hago y quieres que el alumno demuestre todo lo que se le ha enseñado. De esta manera, con todos pasas nervios, tanto los que van muy preparados, y lo sabes, como los que no se han dejado preparar y también los sabes. Nos importan mucho los resultados.

Lo paso fatal. Pensé que se me pasaría, tal y como me dijeron al principio algunos compañeros profesores, pero no se pasa. Si a ti te importa y te involucras, no se pasa nunca.

P: ¿Cuál es el punto fuerte de Triumph frente a otras autoescuelas?

L: El índice de aprobados que tenemos, que es de un 90 por ciento, y el trato que damos a los alumnos, que es fundamental.

Joaquín: Nos basamos en la formación a los conductores, es la base; recalcamos a los alumnos que el accidente no es fortuito, el coche es un medio de transporte, no es una herramienta competitiva para demostrar tus destrezas en la carretera, ni para demostrar lo valiente que uno es.

Prefiero que un alumno me apruebe a la segunda o a la tercera, pero que sepa conducir. A mí me entristece muchísimo que un fin de semana, sin ser Semana Santa o verano, de media en España mueran entre 10 y 14 personas, como pasó en 2015. Intentamos concienciarles.

Cada alumno lo vivimos en primera persona

P: ¿Ha cambiado mucho el perfil del alumno en estos años?

L: Lo que les pasa es que lo quieren rápido y ya. Eso lo he visto a los largo de mi trayectoria, cada vez quieren el carné más rápido. Eso es lo peor de nuestra profesión, porque intentar convencer a una persona que viene con la idea de sacarse el carné con 10 clases y en menos de un mes es dificilísimo.

En esos casos, pese a que vemos que no están preparados, no podemos obligarles a que no se presenten. Tenemos que luchar contra eso constantemente.

J: El problema que tienen es su exceso de confianza en general. Se piensan que es sólo montar en el coche y manejarlo.

Lo triste es que a algunos alumnos no les importa la formación, sólo quieren el papel del carné. Lo he comprobado con ellos; diciéndoles que lo tendrían sin haber dado una sola clase, y entre un 60 y un 85 por ciento me dice que lo cogerían sin tener ni idea de conducir.

 

Artículo extraido de:http://villaviciosadigital.es/joaquin-fuentes-y-luisa-gonzalez-autoescuela-triumph-pasion-por-la-formacion-de-calidad-en-la-conduccion/

La importancia del buen mantenimiento del vehículo para estas vacaciones

cocheDesde la Autoescuela Triumph queremos concienciaros de la importancia que tiene un buen mantenimiento del vehículo.

Al igual que preparamos nuestras vacaciones con la mayor ilusión del mundo pensando en desconectar de la rutina diaria, en disfrutar de nuestra familia, también deberíamos pensar en el mantenimiento de nuestro vehículo, ya que, en el fondo, es la herramienta para que todos nuestros planes se hagan realidad.

Gracias a nuestro vehículo podemos llegar a esos sitios tan deseados y trasportamos en ellos a nuestra familia, amigos…etc. Por ello es importante dedicarles el tiempo que se merecen y no escatimar en un buen estado del mismo.

A la hora de determinar si nuestro vehículo se encuentra en perfectas condiciones debemos revisar varios puntos imprescindibles para garantizar nuestra seguridad y la del resto de usuarios de la vía. En primer lugar llevar nuestra correspondiente I.T.V en vigor (ya sabemos que no llevar el vehículo con nuestra correspondiente I.T.V al día, es gravemente sancionable, incluso puede conllevar la inmovilización del vehículo).

Las revisiones técnicas preventivas han mostrado la existencia de anomalías graves y frecuentes en algunos de los sistemas mecánicos directamente relacionados con la seguridad vial: las ruedas, los frenos, la dirección, la suspensión y el alumbrado. Los datos de los últimos diez años apuntan a que las deficiencias técnicas con mayor implicación en los accidentes por fallo mecánico son, en primer lugar, el mal estado de los neumáticos, seguido, a una cierta distancia, por los problemas de los frenos, los fallos de iluminación, los defectos en la dirección del vehículo y los problemas de sobrecarga o mala distribución.

Muchos de estos problemas podrían solucionarse si los conductores revisaran regularmente el estado de los principales elementos de seguridad, empezando por algo tan importante como los neumáticos.

La iluminación de su vehículo, que es fundamental para su seguridad al volante. Unos faros mal regulados o en mal estado, perjudican su visibilidad y el ser vistos en carretera, además de aumentar la fatiga visual del conductor.

Examinar las escobillas del limpiaparabrisas y limpiarlas periódicamente; si están secas o desgastadas, no funcionarán adecuadamente. Además, es conveniente cambiarlas una vez al año, para evitar daños al parabrisas.

Una vez por semana se debe revisar los niveles de líquidos, que deben hacerse con el vehículo estacionado, en terreno plano y con el motor parado.

La batería es el alma del sistema eléctrico. Si no la cuidamos bien, puede descargarse y dejarnos tirados en cualquier sitio. Para mantenerla correctamente, los bornes deben estar limpios y debe mantenerse el nivel de electrolito en todo momento.

El sistema de frenado mantenerle funcionando correctamente es tan simple como verificar el nivel del líquido y observar la apariencia de los elementos de frenado: discos oxidados, o que presenten un reborde afilado en la superficie de contacto con la pastilla, indican desgaste del disco.

Según diversas encuestas, el mantenimiento de los vehículos que realizan los conductores españoles está muy por debajo de la media europea. El tema es preocupante al menos desde dos perspectivas. En primer lugar, por la incidencia en los accidentes por fallo mecánico; y en segundo lugar, porque algunas investigaciones demuestran que, en un porcentaje significativo de los casos, el no preocuparse por el cuidado del vehículo desde sus elementos de seguridad correlaciona con la adopción de conductas de riesgo por parte del conductor.

¡Disfruten del viaje!

 

Autoescuela Triumph

Artículo extraido de: http://villaviciosadigital.es/la-importancia-del-buen-mantenimiento-del-vehiculo-para-estas-vacaciones/

“La importancia de cumplir las normas de tráfico y no ‘el único que sabe hacerlo bien soy yo´”

cinturón-de-seguridadConducir es como hacer el amor, todo el mundo piensa que sabe hacerlo bien y no es verdad.

Las normas contenidas en el Reglamento General de Conductores garantizan que toda aquella persona que conduce un vehículo en una vía pública se halla debidamente capacitado para hacerlo. Por ello, es importante que obtengamos y renovemos el Permiso de Conducción y que evitemos la circulación si no disponemos de todas las capacidades básicas necesarias para realizar una conducción segura.

Al igual que es necesario garantizar que nuestros vehículos se encuentren en un estado adecuado para circular, cumpliendo con la normativa respecto a ITV y mantenimiento mínimo exigible. En definitiva, ser conscientes de que poseer un vehículo y circular con él, nos hace reponsables de las consecuencias que pudieran derivarse de su mal estado.

Conocer y cumplir las normas es la garantía fundamental para la seguridad de los usuarios de las vías, por lo que debemos respetarlas para que se pueda confiar en nosotros como conductores y peatones.

En la carretera deberíamos confiar con la debida prudencia, en las conductas de los otros usuarios, prever los comportamientos erróneos de los demás y actuar de forma consecuente. Ser tolerantes puesto que todo el mundo podemos cometer errores. Facilitar la conducción a los demás conductores, especialmente aquellos con menos experiencia o con mayores dificultades para circular.

Para que la circulación sea más fácil más segura y más cómoda es necesario un alto nivel de colaboración por parte de todos, un adecuado cumplimiento de las normas de tráfico establecidad y un gran respeto a los derechos de los otros usuarios.

Traslademos nuestros principios básicos de educación a la conducción, no cuestionemos la normativa, no utilicemos el vehículo como un medio para competir, ni exhivir nuestras destrezas, simplemente es un medio de transporte.

 

Luisa González

(Autoescuela Triumph)

Artículo extraido de: http://villaviciosadigital.es/la-importancia-de-cumplir-las-normas-de-trafico-y-no-el-unico-que-sabe-hacerlo-bien-soy-yo/

Las distracciones y su impacto en la seguridad vial

distracciones-al-volanteLas distracciones constituyen uno de los errores humanos con una mayor implicación en los accidentes de tráfico. Con respecto a las distracciones se encuentran las dificultades para mantener un nivel de atención óptimo durante un tiempo prolongado. De este modo, el nivel de atención lejos de ser permanente durante el tiempo que pasamos al volante, varía  constantemente, influido por factores internos y externos al conductor.

Conocer estos factores y circunstancias constituye el primer paso para evitar los accidentes causados por falta de atención, ya que permite adaptar nuestro comportamiento  a las características de los procesos de atencionales. (Por ejemplo, saber cuándo debemos parar a descansar).

La conducción por autopista o carreteras a las que se está muy habituado, provoca la aparición del fenómeno llamado hipnosis de la autopista, del cual el conductor no tiene por qué ser consciente. Este fenómeno se caracteriza por un aumento de las distracciones, lo que puede conducir con facilidad al accidente.

Hay cuatro tipos de distracciones en el conductor:

-Visuales: desviar la mirada hacia otra tarea diferente de la conducción, como un paisaje, carteles publicitarios, etc.

-Cognitivas: por ejemplo, desviar el pensamiento hacia una conversación.

-Físicas: cuando el conductor manipula cualquier objeto o dispositivo que le impida mantener las manos en el volante.

Auditivas: por ejemplo, responder a la llamada de un teléfono o llevar la radio tan alta que impida escuchar otros sonidos importantes para la conducción.

Además, las distracciones en la conducción pueden provenir de diferentes fuentes, que pueden ser internas o externas al conductor. Factores externos al conductor:

-La temperatura interior del vehículo.

-Una carretera muy familiarizada (exceso de confianza).

-La búsqueda de información ajena a la conducción (bares, personas que llamen tu atención..).

-El grado de luminosidad y sus variaciones.

-Una excesiva concentración de señales en la vía, por eso no se debe poner más de cuatro señales en la misma vertical.

-Ciertas características perceptivas de las señales como tamaño, forma, que en algunos municipios modifican creando con ello confusión.

Factores internos del conductor:

-La fatiga y la somnolencia.

-Estados psicológicos transitorios como la depresión, el estrés y la ansiedad.

-La edad avanzada.

-Estar bajo los efectos de alcohol, drogas o determinados fármacos.

-Las características de personalidad del conductor, algunas personas son más propensas a las distracciones.

Las distracciones son una de las mayores causas de siniestralidad y están especialmente implicadas en los accidentes ocurridos en autopista, así como en los alcances, en las salidas de vía y en los atropellos.

En autoescuela Triumph inculcamos a nuestros alumnos lo que nosotros consideramos más importante a la hora de aprender a manejar un vehículo, que es la seguridad, y hacerles ver que el accidente no es fortuito (se puede evitar).

 

María Luisa González. ( Directora de autoescuela Triumph).

Joaquín Fuentes. (Profesor de formación vial).

Artículo extraido de: http://villaviciosadigital.es/las-distracciones-y-su-impacto-en-la-seguridad-vial/